Yo fundé Babilonia.

1492360356826

 

Despierto. Una masa pringosa y maloliente me roza la oreja.

Joder, parece mentira… son las babas de Marilyn, inclinada como una contorsionista en el respaldo del sofa, que ronca como un becerro. Su vestido blanco parece incitarle a no llevar ropa interior, por lo que ahora mismo su coño apunta directamente a la cara de Nietzsche, como un cañón infernal. Este no parece notarlo, ocupado como está con los crucigramas del sábado. Maldice y perjura en alemán, moviendo los bigotes a toda pastilla.

Me desperezo y me levanto haciendo crujir todas mis articulaciones. ¿Qué cojones hacía durmiendo en el sofá? La luz del sol me abrasa los ojos y rebusco entre los cojines del diván en busca de mis gafas de sol. Las localizo por fin. Me cago en Judas… están partidas por la mitad. Me las pongo igualmente y me miro al espejo. Parezco un psicópata, o tal vez un politoxicómano. Ninguna de las dos opciones me tranquiliza.

Alguien acaba de pegar un grito desde la habitación de al lado. Irrumpo en ella como una exhalación y efectivamente, Kant y Ortega y Gasset han vuelto a las andadas.

-¡Yo soy yo mismo y mis circunstancias, pedazo de anormal! – grita uno.

-¡Pienso, luego existo! – replica el otro.

-¡Eso es de Descartes, imbécil!

-¡Yo soy cola, tú pegamento!

Les agarro de las orejas, separándoles, y empiezan a darme excusas de quien ha empezado y quien no. Me importa tres cojones. La resaca está a punto de hacerme perder la cabeza y necesito un descanso. Les amenazo con la mano del anillo y prometen portarse bien. Más les vale.

Hacen las paces, les dejo jugando con los legos y me dirijo a la cocina. Necesito un jodido café. Ghandi ha hecho tortitas, le suelen salir bastante bien. Mientras las engullo y empiezo a sentirme mejor, escucho su conversación con Fernando VII. Ya estamos otra vez con el temita de los negros… Afortunadamente Fernandito no es demasiado inteligente y se balancea de un lado a otro de la banqueta, sorbiéndose los mocos con sonrisa bobalicona. Sobre su paletó tenía anudado un babero con cara de cerdito sonriente. Un hilillo de líquido amarillo gotea por la pernera de sus polainas.

Mierda, ahí está Reagan. Otra vez no.

-¿¡QUIEN COJONES SE HA VUELTO A CAGAR EN MI TABURETE!? ¡LENIN, HIJO DE LA GRAN PUTA, COMO TE PILLE…!

Salgo a hurtadillas de la cocina con el café en la mano, justo cuando Lenin entraba motosierra en mano. Me choco con Góngora y su loro.

-Ah, estás aquí. Mira lo que le he enseñado a decir – exclama con una sonrisa.

-Brrrwak, por detrrrrás otrrrra vez no – grazna el loro desencajando los ojos.

Reprimiendo una arcada, me deslizo por la puerta de mi cuarto, dejando al poeta con sus filias sodomitas. Necesito una cabezada.

Tienes que estar de coña…

-¡¡Tómame!! – exclama Frida Khalo, tumbada en porretas sobre mi cama – ¡¡No puedes seguir evitando lo nuestro!! – modula su voz y la transforma en un susurro. Su ceja se inclina peligrosamente hacia mi paquete – ¿Te pongo un disco de TamTam Go? – Bizquea.

Huyo despavorido por el jardín trasero. Beethoven y Curie juegan a la brisca en el césped y comparten ideas junto con un canuto. Ella se descojona cada vez que el compositor se atraganta con el humo. Rembrandt vomita sobre un seto que Freddy está recortando, dándole forma de polla gigante. Los Pink Floyd, probablemente colocados de anfeta, caballo y estramonio, pasan tambaleándose por mi lado con decenas de bolsas colgando de sus cuerpos.

-¡Eh, J! ¡Fiesta de pijamas en el garaje! ¡Amy y Kurt van a preparar su brebaje secreto! – me invitan al pasar.

Me siento agotado. No ha hecho más que empezar el día y ya tengo a toda esta panda de subnormales dando la nota. Un coro celestial pasa por la acera de enfrente mirando con desaprobación. Retiran la cara cuando les saludo tímidamente. Agacho la cabeza, para alzarla de nuevo y mirar al letrero que cuelga de la verja que da a la entrada del chalet.

“BABILONIA”.

Papá tenía razón. Ha sido una mala idea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s